lunes, 30 de agosto de 2010

Todo sobre la gran boda griega del príncipe Nicolás y Tatiana Blatnik

  

Cuando el sol terminaba de caer,  Nicolás de Grecia y Tatiana Blatnik se presentaban como marido y muje, siete años después de empezar su historia de amor. El segundo hijo de los reyes Constantino y Ana María ha contraído matrimonio  en la isla griega Spetses ante la presencia de representantes de todas las Familias reales europeas. No ha sido una Boda Real en todo su esplendor ya que la Familia Real griega tuvo que exiliarse en 1974 cuando fue abolida la monarquía en el país heleno, pero no han faltado representantes de todas las Familias Reales europeas, especialmente los príncipes y princesas de la generación del novio que han disfrutado de un entorno mágico.


Los primeros invitados al enlace llegaban a la bella iglesia de Agios Nikólaos (San Nicolás) una hora antes. Al igual que anoche en la cena previa a la boda, los Príncipes de Asturias han llegado junto a los Duques de Palma de Mallorca y la infanta Elena. Las tres damas, vestidas de largo, como marcaba hoy el protocolo. Doña Letizia, quizás en un guiño a la tierra de su familia de la Reina, ha lucido un vestido de clara inspiración helena, en gasa de color azul, con un solo hombro y una cinta en plata que rodeaba el cuerpo. La infanta Cristina ha elegido un vestido-túnica en blanco y negro mientras que doña Elena escogió un veraniego vestido en tonos pastel y una chaqueta en rosa palo sobre el vestido.


Doña Sofia, tía paterna del novio, ha llegado junto a su hermana Irene y la reina Margarita de Dinamarca, tía materna de Nicolás. Los príncipes herederos del norte de Europa han hecho piña y así han llegado a la vez, los príncipes Victoria y Daniel de Suecia, Guillermo y Máxima de Holanda, Haakon de Noruega y Mary de Dinamarca.  Sólo 30 de los invitados (entre los que estaban todos los miembros de la Familia real española) pudieron seguir la ceremonia desde la pequeña capilla, el resto de los asistentes siguió el enlace desde pantallas que se instalaron en el monasterio de San Nicolás.

Nicolás de Grecia entró al templo, cuya fachada se había adornado con banderas del país, junto a su madre y los pajes, todos vestidos de blanco. Las damitas también vestían de blanco así iban todos los nietos de los Reyes de Grecia:  María Olimpia, Konstantinos, Achilleas, Odysseas y Aristide (hijos de Pablo y Marie-Chantal Miller) y Arrietta, Ana María y Carlos (hijos de Alexia y Carlos Morales

Nicolás llegó con sus padres en barco desde Porto-Heli, donde la Familia real griega tiene una casa de verano, como padrinos de boda tuvo a su hermano mayor, Pablo, al hermano de Tatiana, Boris, y a Boris, y a un amigo, Naso Thanopulos. La novia, guapísima, llegó con Atilio Brillembourg, marido de su madre, en una típica calesa de la isla, tirada por un caballo y adornada con flores. Su vestido blanco de encaje en escote palabra de honor quedaba cubierto con un chal de encaje y realzado por las joyas de la familia real griega que hoy ha lucido. En la misma calesa en la que llegó Tatiana, los novios, ya marido y mujer, se dirigieron a la finca privada al borde del mar en la que se habían instalado dos carpas, una para la cena y otra para la fiesta posterior.

Fuente: Hola.com
Si te gustó, por favor dale click en el botón Me Gusta de Facebook aquí abajo o en el cuadro que está arriba a la derecha. Gracias !

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Busca lo que desees ver aquí:
Búsqueda personalizada